ENOLOGÍA

Nuestra familia siempre ha sostenido que “el 80% del origen de un buen vino viene de los viñedos y sólo un 20% de la bodega.” De aquí parte nuestro cuidado y dedicación en la manera de trabajar los viñedos, que nos ha permitido producir vinos reconocidos mundialmente.

Cosecha tras cosecha estudiamos minuciosamente todas las variables de los procesos productivos, lo que nos permite ir perfeccionando constantemente.

El sello de nuestros vinos, viene en gran parte dado por la cosecha de uvas en el justo momento de madurez, para así obtener una fruta madura de amables taninos.

Privilegiamos la madrugada recogiendo manualmente las uvas para conservar su frescor. Una vez en bodega se hace una meticulosa selección de los racimos.

Nuestra filosofía se ha basado en hacer las cosas bien, lo que se ha traducido en vinos de gran calidad, junto con desarrollar una cultura sustentable en toda la producción, respeto por el medio ambiente y por nuestra gente.